Supositorios de glicerina

Estos supositorios de glicerina son uno de los laxantes más utilizados por la población y suelen pedirse de forma frecuente en la farmacia. Se pueden utilizar en lactantes, niños y adultos, pero cada uno tiene presentaciones adaptadas a cada edad.

Es importante recordar durante la dispensación la importancia de no usar este producto más del tiempo aconsejado por los problemas que puede ocasionar su uso prolongado.

¿Para qué sirven los supositorios de glicerina?

Los supositorios de glicerina se utilizan como laxantes frente al estreñimiento. El glicerol ablanda las heces al atraer agua hacia la zona, consigue estimular los movimientos del intestino por presentar un ligero efecto irritante y poseen un libero efecto lubricante.

Es importante recordar que se usan para el estreñimiento ocasional, es decir no se deben utilizar de forma habitual, sólo puntual.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto?

Una vez aplicado el supositorio se debe evitar la evacuación el máximo tiempo posible para que el medicamento haga su efecto.

Suele tardar entre 15 y 30 minutos en hacer efecto desde el momento en el que se aplican, así que es aconsejable encontrarse cerca del baño.

¿Cuándo no debemos utilizarlos?

  • Personas alérgicas al glicerol o a alguno de los excipientes que pueda incluir.
  • Si se tienen retortijones, náuseas o vómitos.
  • Síntomas de obstrucción intestinal o enfermedades intestinales inflamatorias si no se conocen las causas que lo producen.

Embarazo y lactancia

Antes de utilizar este medicamento debes consultar con el ginecólogo, farmacéutico o matrona, frente al estreñimiento en el embarazo existen algunas opciones mejores.

Durante la lactancia tal y como se indica en e-lactancia su absorción por vía rectal es escasa o nula, así que no existiría problema. Recuerda que sólo se debe usar de forma puntual y no de forma crónica.

Consejos de uso:

  1. El tiempo máximo aconsejado de uso es de 7 días seguidos.
  2. Si aparece sangre en heces, irritación o dolor se debe interrumpir el tratamiento.
  3. Antes de usarlo es aconsejable preguntar al médico o farmacéutico.
  4. Su uso prolongado puede ocasionar dependencia o síntomas como estreñimiento, diarrea, espasmos intestinales, náuseas o vómitos.
  5. No se debe usar junto a otros laxantes.

supositorios de glicerina

Boticonsejos

Deja un comentario