Consejos para ponerse heparinas inyectables

Consejos para ponerse heparinas inyectables

Es muy frecuente que vengan pacientes a la farmacia a buscar heparinas inyectables, principalmente tras un alta hospitalaria o para tratamiento anticoagulante. Muchos de estos pacientes no recuerdan cómo tienen que ponerse la heparina en casa o tienen dudas sobre ello, por ese motivo me parece interesante recordar cómo debemos hacerlo.

Las heparinas se utilizan como tratamiento anticoagulante normalmente para prevenir una trombosis. Su administración es de forma subcutánea una o dos veces al día. Es importante comunicar que estás usando heparinas si el médico te prescribe algún medicamento nuevo, si vas al dentista, al podólogo o te van a realizar alguna operación.

¿Cómo debemos ponernos la heparina inyectable?

  1. Lavarse bien las manos. Es muy importante mantener una buena higiene para evitar infecciones.
  2. Comprobar que el inyectable está en buen estado y no tiene precipitado ni está turbio.
  3. Escoge zonas grasas para pincharte cómo el abdomen o los muslos. También puedes hacerlo sentado o de pie.
  4. Evita las zonas centrales del abdomen y los muslos porque es más frecuente la aparición de hematomas.
  5. Desinfecta la zona donde vayas a inyectar la heparina con una gasa y un antiséptico.
  6. Con una mano coge la jeringa de forma perpendicular y con la otra pellizca la zona elegida. Es recomendable modificar la zona de inyección cada día.
  7. Insertar el contenido de la jeringa completa y lentamente.
  8. Presionar la zona, nunca rascar ni frotar.
  9. Tirar al punto SIGRE la jeringa usada. Podrás encontrar un punto SIGRE en cualquier farmacia. Recuerda que para tirarlas siempre deben estar tapadas con el tapón de seguridad.
  10. Ante cualquier duda consulta con tu médico o farmacéutico.


Recuerda: Si durante el tratamiento una herida sangra durante más de 30 minutos es recomendable acudir a urgencias.

Boticonsejos