Suero fisiológico

El suero fisiológico se suele encontrar en la mayoría de hogares, sobre todo si en ellos hay niños o bebés (aunque lo puede utilizar toda la familia). Su uso está muy extendido para la realización de lavados nasales y en muchos casos la limpieza de pequeñas heridas, pero la realidad es que tiene más usos.

¿Qué es el suero fisiológico?

El suero fisiológico está formado por agua y sal (es una solución salina) en una concentración 0,9% (debe contener 9 g de cloruro de sodio por cada litro de agua), como tiene una concentración igual a la de nuestros fluidos podemos decir que es isotónica con respecto a esta.

¿Quién puede utilizarlo?

Lo puede usar toda la familia desde el bebé hasta el adulto sin ningún tipo de problema. Así que es aconsejable tener siempre algo en el botiquín de casa. Os aconsejo tener las monodosis porque conservan la esterilidad siempre que no se abran.

¿Para qué sirve el suero fisiológico?

  1. Limpieza de heridas (recuerda que luego debes usar un desinfectante como la clorhexidina).
  2. Lavados nasales (tanto para rinitis como para procesos de gripe o resfriado).
  3. Limpieza ocular (lo puedes utilizar tanto si necesitas limpiarlo frente a una infección o si se ha introducido algo en el ojo).
  4. Enjuagues bucales (siempre que el odontólogo te lo aconseje).
  5. Para el uso de nebulizadores.
  6. Limpieza de quemaduras pequeñas.
  7. Limpieza de tatuajes y piercings (en el caso de estar recién hechos).
  8. Su uso intravenoso para hidratar o como vehículo de la administración de medicamentos es exclusivamente hospitalario.

Tipos de sueros fisiológico

En la farmacia se pueden encontrar distintas presentaciones de suero fisiológico para que sea más cómodo usarlas en función del motivo que se necesite.

  • En monodosis: normalmente contiene 5ml por cada monodosis. Son las más utilizadas en el hogar por su comodidad y al ser de un solo uso mantienen su esterilidad. Ideales para limpiezas oculares, nasales y pequeñas heridas.
  • En botella: se pueden encontrar distintos tamaños ( 1litro, 500 ml, 250ml). Es necesario usar una jeringa con aguja para poder extraer el suero (en muchos casos se necesita hacer mucha presión para extraerlo) y una vez abierto pierde su esterilidad. Es aconsejable para lavados nasales y bucales, pero no para la limpieza ocular y de heridas.

suero fisiológico

Boticonsejos

Deja un comentario