Desnudando la Psoriasis II

Desnudando la Psoriasis II

Con motivo del día mundial de la psoriasis, hemos decidido Elena Saiz, Ángeles Ruiz y yo hacer esta segunda entrada para completar la primera parte de Desnudando la Psoriasis👉🏼 https://boticariablog.wordpress.com/2017/10/31/desnudando-la-psoriasis-1/

Antes de comenzar la nueva información sobre la psoriasis, recordamos:

 

TIPOS DE PSORIASIS

La psoriasis se puede clasificar según su extensión, su localización o en función de la forma clínica en la que se presenta. El tipo de psoriasis y su extensión determinan el tratamiento que el dermatólogo considere más adecuado. Un mismo paciente puede presentar varios tipos de psoriasis, a la vez o en diferentes momentos de su vida.

Psoriasis según la extensión

De acuerdo a la superficie corporal afectada, la psoriasis puede ser.

  • Leve: las placas ocupan menos del 5% de la superficie corporal total.
  • Moderada: las placas ocupan entre el 5 y el 10% de la superficie corporal total.
  • Grave: las placas ocupan más del 10% de la superficie corporal total.

Existen calculadoras de la gravedad de la psoriasis en función de la extensión.

Formas clínicas de psoriasis

Psoriasis en placas

  • Es la forma más frecuente de la enfermedad.
  • Se denominan “placas” o “lesiones” a las manchas bien definidas de piel roja engrosada. Las placas presentan una concentración escamosa y plateada que se llama escama y está compuesta por células de la piel muertas.
  • Estas escamas se sueltan y se desprenden constantemente de las placas.
  • Síntomas asociados: dolor, picor y agrietamiento.
  • Afecta de forma más habitual a las rodillas, los codos, el cuero cabelludo, detrás de las orejas, el ombligo, el espacio que queda entre los glúteos y los genitales.

Psoriasis guttata o en gotas

  • Poco frecuente: afecta a menos del 2% de los pacientes con psoriasis y aparece con mayor frecuencia en niños y adultos jóvenes.
  • Las lesiones recuerdan a pequeñas gotas rojas sobre la piel y se localiza principalmente en el tronco y las extremidades.
  • Se ha relacionado con la infección por una bacteria común llamada estreptococo, entre dos y tres semanas antes de la aparición de las lesiones en la piel.
  • Suele persistir durante dos o tres meses y desaparece de forma espontánea.

Psoriasis invertida

  • Placas de un color rojo vivo, uniformes, lisas, brillantes con descamación mínima o inexistente que aparecen en los pliegues de la piel.
  • Se suele localizar en las axilas, ingles, debajo de los pechos y en otros pliegues alrededor de los genitales y las nalgas.
  • Suele presentar irritación provocada por el roce y la sudoración, debido a su ubicación en los pliegues de la piel y las zonas sensibles.
  • Es más común y problemática en personas con sobrepeso.

Psoriasis eritrodérmica

  • Es la forma menos común de psoriasis.
  • Se caracteriza por un enrojecimiento ardiente y extendido de la piel. El eritema (enrojecimiento) y la exfoliación (descamación) de la piel suelen ir acompañados de picor y dolores agudos e hinchazón.
  • Tiene un componente inflamatorio importante y afecta a más del 90% de la superficie corporal.
  • Puede ser desencadenada por el empleo de ciertos medicamentos, por una quemadura solar grave o por otros tipos de psoriasis que no se hayan tratado adecuadamente.
  • También es común la aparición de síntomas generales, como escalofríos, fiebre y malestar general.

Psoriasis pustulosa

Psoriasis pustulosa generalizada
  • También se conoce como psoriasis pustulosa de von Zumbusch, por el nombre del médico que la describió por primera vez a comienzos del siglo XX.
  • Es una variante aguda y poco frecuente de psoriasis, extendida por amplias zonas del cuerpo.
  • Comienza de forma brusca, con fiebre elevada, malestar general y enrojecimiento. A las 12-36 horas aparecen pústulas sobre la piel enrojecida. A los 2-3 días se produce descamación y desaparición de las lesiones pustulosas y enrojecimiento.
Psoriasis pustulosa localizada
  • Puede limitarse a zonas locales, especialmente las manos y los pies.
  • Las pústulas son lesiones en la piel y mucosas por acumulación de pus. Estas pústulas cubren por completo placas enrojecidas de piel, que a continuación se ponen marrones y se caen.
  • Es muy difícil de tratar y suele reaparecer.

Psoriasis de las uñas (ungueal)

  • Es una de las manifestaciones más frecuentes de psoriasis, presentándose en un 45% de los pacientes.
  • Es más frecuente en las uñas de las manos que de los pies y puede aparecer en diferentes formas:

o Pequeños hoyitos en la superficie de la uña (conocido como pitting ungueal)

o Decoloración en “mancha de aceite”, que es la aparición de manchas amarillas debajo de la lámina de la uña.

o Onicolisis, que es la separación de la uña del lecho ungueal

o Hiperproliferación de queratocitos (células de la piel) debajo de la uña

  • Es más probable que un paciente con psoriasis ungueal desarrolle artritis psoriásica.

Artritis psoriásica

  • Artritis inflamatoria asociada a la psoriasis.
  • Suele cursar con inflamación de las articulaciones o de la entesis, que es el punto en el que los tendones, músculos y ligamentos se insertan en el hueso.
  • También cursa con dolor, limitación funcional, lesión estructural y deformidad de las articulaciones.
  • Entre el 25 y el 35% de los pacientes con psoriasis pueden desarrollar artritis psoriásica a lo largo de la enfermedad, dando lugar a incapacidades funcionales y disminución de la calidad de vida del paciente.
  • Puede afectar a personas de cualquier edad, suele iniciarse entre los 30 y los 50 años y afecta de la misma forma a hombres y mujeres.
  • En la mayoría de los casos aparecen primero los síntomas de la piel y después los de las articulaciones.

¿Qué puedes hacer para disminuir los síntomas?

  1. Reducir o evitar el consumo de tabaco.
  2. Evitar un consumo excesivo de alcohol.
  3. Llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico.
  4. Mantener una buena higiene de la piel evitando el uso de jabones agresivos.
  5. Utilizar cremas hidratantes o emolientes para evitar que la sequedad excesiva de la piel.
  6. Disminuir los factores que nos produzcan estrés.
  7. No frotar la piel tras el baño.
  8. Nunca se debe suspender el tratamiento de mantenimiento.
  9. Usar agua tibia y jabones suaves.
  10. Dentro de lo posible siempre es mejor residir en climas cálidos porque la exposición al sol es buena, pero siempre con responsabilidad y utilizando protección solar.

Tratamiento

La psoriasis no tiene cura, por tanto el objetivo del tratamiento es mantener los síntomas bajo control todo el tiempo posible. El tratamiento efectivo en cada caso depende de múltiples factores como:

  • El tipo de psoriasis, zona de aparición y su gravedad
  • Tratamientos que favorezcan la adherencia por tipo de vida del paciente y medios económicos
  • Nivel de preocupación del paciente y de afectación de su vida social, profesional y personal
  • Equilibrio entre los riesgos y los beneficios del tratamiento
  • La edad y preferencias del paciente
  • Estado de salud: alergias, intolerancias, otras medicaciones
  • Si la paciente está embarazada o desea quedarse embarazada

El tratamiento se ha de ir adaptando al cambio de la patología en sí y del resto de las patologías del paciente así como de cambios en su ritmo y modo de vida.

Tratamiento tópico

La combinación de tratamientos tópicos aumenta la eficacia y limita los efectos adversos. Algunos de estos tratamientos no necesitan prescripción médica y la posibilidad de altos costes  sin capacidad de ser asumidos por el pacientes hacen optar por tratamientos que necesitan prescripción.

Uso en formas leves, la adherencia es la clave del resultado y suele depender de la extensión de las lesiones. Se necesita adecuar la formulación a la zona de uso (espumas para z.pilosas y pomadas/ungüentos para z.rugosas)

  • Emolientes: Vaselinas, parafinas, aceites…. Baratas y seguras. Evitan la sequedad , descamación e irritación. No usar en pliegues.
  • Preparados a base de brea de hulla (coaltar): Muy útil para pliegues, rechazable por su olor peculiar, presente en champús, geles, cremas. Produce fotosensibilidad.
  • Corticoides tópicos: No curan, aclara las placas y disminuye la inflamación. Se usan los de baja potencia en cara y cuello y el cuerpo de alta potencia. Iniciando los tratamientos con alta potencia y siguiendo con baja potencia. No usar mas de 30g semanales en adultos y 10 g en niños. El uso continuado da efectos secundarios tópicos y sistémicos. Usar el menor tiempo posible.
  • Análogos de la vitamina D: calcitriol, tacalcitol y calcipotriol (el más activo), de acción más segura que los corticoides, útiles para tratamientos a largo plazo. Dan muy buen resultado usando alternando tratamientos combinados con corticoides con tratamiento sin combinar. Son fotosensibilizantes.
  • Retinoides tópicos: tazaroteno Dan buen resultado, se pueden combinar con corticoides. Se usan a dosis crecientes para evaluar respuesta y tolerancia de la piel. Aplicar solo una vez al día. Es fotosensibilizante y teratógeno. Recomendable no usar en cara y pliegues.
  • Queratolíticos: ácido salicílico: suaviza y elimina las placas escamosas, favorece la renovación del tejido y potencia la eficacia de los medicamentos facilitando su absorción. Usado largo tiempo y en zonas extensas puede producir intoxicación por ac. Salicílico. Muy útil en psoriasis palmo-plantar.
  • Otros: Ditranol (en desuso). Tacrolimus y Pimecrolimus (inmunomoduladores tópicos) con uso limitado a zonas de piel muy fina como alrededor de los ojos. Se usan por corto espacio y a concentraciones y cantidades mínimas efectivas.
  • Fototerapia , se usa principalmente radiación UVB de banda estrecha en combinación con tazaroteno, análogos de la vitamina D o tratamientos sistémicos y fotoquimioterapia (PUVA) Consiste en la exposición a la radiación UVA dos horas después de la administración oral, o tópica (baño) de un psoraleno que actúa como fotosensibilizante. Se usa si la fototerapia no es útil. Se asocia algunas formas de cáncer de piel. Ambas son incomodas por el desplazamiento del paciente al medio hospitalario.

Tratamiento sistémico

Está indicado en psoriasis extensas que no responden a otros tratamientos, formas eritrodérmicas y pustulosas y formas incapacitantes.

  • Inmunosupresores: Ciclosporina, muy eficaz, nefrotóxico, provoca HTA, necesita motitorizacion, usado en tratamientos cortos. Metotrexato, el mas usado es nefrotóxico y teratógeno. Hidroxiurea para psoriasis resistentes.
  • Retinoides: acitretina Altamente teratógena, se usa en casos resistentes o inmunodeprimidos. Se usa usa asociado a PUVA o UVB. Muy teratógeno. La utilización de una terapia combinada (tópica y sistémica) puede mejorar en muchos casos la eficacia del tratamiento y limitar la aparición de efectos adversos.
  • Polypodium leucotomos (calaguala) Poca bibliografía sobre su utilidad
  • Tratamientos biológicos: etanercept, adalimumab, infliximab, ustekinumab: alternativa para el tratamiento de la psoriasis moderada a grave, se utilizan en enfermedades autoinmunes como artritis reumatoide y artritis psoriásica. se reservan para psoriasis en placas grave que no responde, o en pacientes con contraindicación o intolerantes a PUVA y tratamientos sistémicos incluidos ciclosporina y metotrexato. Son fármacos muy caros y requieren monitorización de efectos adversos, ya que no se conoce su seguridad a largo plazo.

Boticonsejos, Elena Saiz, Ángles Ruiz

Fuente: Infac y Psoriasis 360º