Consejos para la sarna

Consejos para la sarna

La sarna es una infección de la piel producida por un ácaro (Sarcoptes scabiei hominis) que realiza surcos en la capa superior de la piel donde ponen sus huevos.

Esta enfermedad la puede contraer cualquier persona que esté expuesto al ácaro. Se transmite por contacto directo con la persona infectada.

Una vez contraída el período de incubación es de 3 a 6 semanas y los síntomas que suelen aparecen son:

  1. Ampollas o granitos que suelen reventar al rascarse
  2. Picor intenso principalmente por la noche o tras una ducha caliente
  3. Costras producidas por el rascado.
  4. En algunas ocasiones puede desencadenar otras infecciones bacterianas como impétigo  https://boticonsejos.es/consejos-para-el-impetigo/ 

Las zonas más frecuentes donde aparecen los síntomas son las manos, los pies y en los pliegues, pero no implica que no pueda aparecer en cualquier otra zona del cuerpo. Suele ser más extraño que aparezca en la cabeza a excepción de los lactantes.

Consejos para el paciente con sarna:

  1. Acudir al médico si se tienen dudas sobre si se padece sarna.
  2. El tratamiento lo deben realizar todas las personas que han podido entrar en contacto con la persona infectada.
  3. Lavar toda la ropa, sábanas y toallas con agua caliente, si es posible secar con secadora.
  4. Dentro de lo posible evitar rascarse las heridas.
  5. Mantener una buena higiene de las manos y las uñas.
  6. Meter los juguetes o productos que no se puedan lavar en agua caliente en bolsas de plástico sellada durante 5-7 días, el parásito no vive más de 3 días fuera del huésped.
  7. Una vez comenzado el tratamiento se puede volver al trabajo o al colegio al día siguiente.
  8. Mantener un especial control a las heridas para que no se produzca una infección secundaria como el impétigo.

El tratamiento más frecuente suele ser permetrina al 5% junto con antihistamínicos para el picor, pero es necesario acudir al médico para su correcto diagnóstico.

Boticonsejo