Consejos para la incontinencia urinaria

Consejos para la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es un problema que afecta a muchas personas, sucede porque la presión ejercida por la vejiga es superior a la presión de la uretra. Por ello una solución es ejercitar la musculatura pélvica.

Existen tres tipos de incontinencia: de esfuerzo (estornudos, reírse, ejercicio), imperiosa (necesidad repentina de orinar) y rebosamiento (cuando la vejiga no se vacía completamente).

Puede ser repentina o desaparecer tras un período de tiempo. Alguna de sus causas pueden ser embarazo, infección en la próstata o aumento de peso entre muchas otras.

Para intentar controlar estas pequeñas pérdidas de orina es recomendable seguir estos consejos:

  1. Reducir el consumo de tabaco. Es normal que el tabaco derive en una tos irritativa y crónica que puede provocar incontinencia urinaria.
  2. Realizar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, así tendrás un mayor control de la musculatura mejorando su fuerza y resistencia.
  3. Mantener una correcta hidratación e higiene de la zona íntima, así evitaras irritaciones y posibles heridas.
  4. Evitar el estreñimiento tomando alimentos ricos en fibra. El estreñimiento puede aumentar la presión en el suelo pélvico y la vejiga aumentando la incontinencia.
  5. Reducir el consumo de bebidas diuréticas y excitantes como el café y el té.
  6. Consumir más cantidad de agua por la mañana que por la noche. Siempre que sea posible evitar tomar exceso de líquidos dos horas antes de acostarse.
  7. Llevar una dieta equilibrada ayuda a reducir el riesgo de obesidad, ésta puede ejercer presión sobre los músculos que sostienen la vejiga.
  8. Reducir el consumo de alcohol. Éste puede resultar irritante par la vejiga y aumenta el número de veces que necesitas ir al aseo a orinar.
  9. Si tienes ganas de orinar no te aguantes, de esta forma evitarás goteos incómodos.
  10. Llevar prendas fáciles y cómodas ayudan en situaciones de emergencia.

 

Cómo fortalecer la musculatura pélvica usando ejercitadores del suelo pélvico (“bolas chinas”):

  1. Lo primero es limpiarse las manos.
  2. Puedes introducirla de pié, pero es más sencillo si estás acostada en la cama. Tras introducirla debes levantarte.
  3. Estando relajada introduce la bola en la zona vaginal, siempre dejando que el cordón se vea para que sea más sencillo extraerla cuando terminemos. Si te cuesta puedes aplicarles lubricante.
  4. Realizar contracciones mantenidas durante 10 segundos unas 10-15 veces (esto es una serie).
  5. Esta rutina la debes de realizar tres series seguidas todos los días.

¿Qué debemos saber sobre los ejercitadores del suelo pélvio?

  1. La higiene es muy importante.
  2. No es recomendable usarlo cuando se tiene el periodo.
  3. Contraindicado en situaciones de infecciones urinarias o candidiasis.
  4. El tamaño debe ser 35 mm aproximadamente. Si es muy pequeña no podrás ejercitarlo de forma correcta.
  5. Empieza con el de menor peso y ves aumentado conforme avances en tus ejercicios.
  6. Recuerda que debes de mantener una respiración normal. No es aconsejable mantener la respiración.

Boticonsejos