Consejos para aplicar pomadas oftálmicas

Consejos para aplicar pomadas oftálmicas

Existe un gran parecido a la hora de aplicar un colirio y una pomada oftálmica, pero hay pequeños matices que es necesario recordar. En muchos casos saber o no aplicar este tipo de medicamentos es la diferencia entre el éxito o el fracaso del tratamiento.

Así que vamos a recordar unos consejos de cómo aplicar las pomadas oftálmicas.

  • La higiene es el principal punto de esta lista, antes de usar la pomada es necesario lavarse las manos.
  • Durante el tratamiento no debes usar lentillas, en este periodo utiliza gafas.
  • Para aplicarla, echa la cabeza hacia atrás, separa el párpado inferior con el dedo (hasta que se forme una bolsa) y aplica lo correspondiente a un grano de arroz de pomada.
  • Para evitar contaminación de las pomadas es recomendable que el tubo no toque el ojo ni la mano. Tapa siempre el tubo una vez aplicado.
  • Una vez puesta es aconsejable cerrar los ojos durante unos segundos.
  • Si se están utilizando otros productos oculares (como gotas u otras pomadas) es necesario esperar unos 10 minutos entre una aplicación y otra. Recuerda que las pomadas oftálmicas deben aplicarse en último lugar.
  • En el caso de aplicarte más de lo que necesitas puedes retirarlo con agua templada. No debes volver a aplicar más pomada hasta la siguiente dosis.
  • Una vez abiertas las pomadas oftálmicas tienen una caducidad de un mes, así que es aconsejable apuntar la fecha de apertura.

Si te olvidas de aplicarte la pomada no debes ponerte una dosis doble, aplícala lo antes posible y continua con las siguientes dosis previstas. Recuerda que si no queda mucho para la siguiente dosis debes esperarte antes de poner dos aplicaciones muy juntas.

Para cualquier duda consulta a tu médico o farmacéutico.

Boticonsejos