Consejos para seguir con la lactancia en la vuelta al trabajo

Consejos para seguir con la lactancia en la vuelta al trabajo

Todas las madres tienen derecho a alimentar a sus hijos, pero hay un momento crítico en el que muchas abandonan la lactancia. Ese momento es la incorporación al trabajo de la madre. Es un gran cambio que puede alterar la lactancia materna. Desde aquí os animo a no abandonar y a buscar alternativas para solucionar las pequeñas dificultades que puedan surgir. Os dejo unos consejos que pueden hacer más sencilla esta reincorporación.

  1. Un punto principal es informarte de forma clara y completa de cuáles son tus derechos laborales con respecto a la lactancia. Hay que recordar consultar cada convenio de forma particular.
  2. Amamanta al bebé antes de ir al trabajo y justo después de regresar.
  3. Si no es posible amamantar al bebé durante las horas de trabajo, una opción es extraer la leche materna. Para ello es aconsejable llevar un sacaleches (eléctrico), una nevera portátil y hielo.
  4. Los días no laborables es aconsejable (salvo excepciones) que el bebé tome sólo leche materna, de esta forma se asegura el mantenimiento de la producción de leche.
  5. Si transportas la leche materna es importante no romper la cadena de frío, principalmente en verano.
  6. Es importante que la madre deje la responsabilidad de la alimentación del bebé cuando ella no esté a una persona que entiende perfectamente las instrucciones que deja.
  7. Deja preparada leche de sobra, así te asegurarás de que no le falta.
  8. Una cantidad aproximada para dejar en casa preparado es de 150 ml pero repartido en recipientes de 50 ml. Así se preparan en biberones de 50 ml hasta que el niño esté saciado.


Recordad que la lactancia materna sólo tiene beneficios que favorecen la salud tanto de la madre como del bebé.

Boticonsejos