Consejos para aplicar gotas óticas

Consejos para aplicar gotas óticas

Las infecciones de oído suelen ser muy frecuentes en verano como consecuencia de los baños en piscinas y la playa. Recuerda que una forma de prevenir estas infecciones es el uso de tapones durante los baños, pero no siempre evitan la entrada de agua.

Una parte importante en el tratamiento de estas afecciones es el correcto uso de las gotas. Por ese motivo es necesario recordar cómo debemos aplicarlas.

  1. Lavarse las manos. La higiene es un punto importante para evitar contagios.
  2. Atemperar las gotas con la mano para que alcance una temperatura lo más cercana a la corporal (37ºC) posible. Si se introducen a una temperatura inferior se corre el riesgo de la aparición de episodios de vértigo.
  3. Limpiar el pabellón auricular con una gasa mojada en suero para retirar cualquier resto que al aplicar las gotas se puedan introducir en el canal auditivo.
  4. Para aplicarlas, inclinar la cabeza hacia el lado. Estirar suavemente la oreja hacia arriba y hacia atrás. Es importante no poner el aplicador directamente sobre la oreja para evitar contaminación del medicamento.
  5. Las gotas deben de caer en la pared del canal auditivo para que resbalen hasta la zona interior. Si se ponen directamente hacia el interior pueden provocar dolor.
  6. Tras la aplicación mantener la cabeza inclinada durante unos minutos para permitir la correcta absorción de la medicación.
  7. Al concluir no debemos introducir gasa ni algodón para tapar el canal auditivo, esto puede absorber parte de la medicación.

Para evitar que las gotas óticas se contaminen es aconsejable dejar el tapón boca arriba.

Boticonsejos