Rosácea

Rosácea

La rosácea es una enfermedad de la piel crónica que cursa con lesiones inflamatorias que afecta principalmente a la zona central del rostro.

Suele aparecer con más frecuencia en mujeres de tez clara con una edad aproximada de 30 a 50 años, es importante recordar que en hombres también puede aparecer.

Existe un tratamiento que normalmente va acompañado de medidas higienico-sanitarias y un tratamiento farmacológico para evitar y tratar la aparición de los brotes.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

  • Pústulas y pápulas. De forma más común y para que todos nos entendamos es la aparición de un tipo de grano parecido al acné, pero que no se considera igual a este.
  • Eritema transitorio o fijo
  • Inflamación de la nariz
  • Aumenta la rugosidad de la piel principalmente en la barbilla, mejillas y frente.
  • En algunos casos puede afectar a la vista

síntomas rosácea

Tipos de rosáceas:

Existen distintos tipos de rosácea en función de la intensidad en la que se manifiesta la enfermedad.

  1. Grado I: Suele aparecer el eritema principalmente en las mejillas y la nariz. Sensación de ardor y alergia a los cosméticos habituales.
  2. Grado II: Es el más frecuente. Además del eritema aparecen las pústulas y las pápulas, los brotes aparecen con más frecuencia.
  3. Grado III: Suele ser menos frecuentes, pero normalmente son más propensos los hombres.
  4. Grado IV: Rosácea oftálmica.

Qué factores pueden desencadenar rosácea

No se tiene muy claro cuáles son los motivos que pueden estar asociados a la aparición de la rosácea, pero se piensa que estos factores pueden empeorar los síntomas.

  • Hereditarios: personas con mayor tendencia a la vasodilatación de la zona.
  • Individuales: la persona puede tener un fototipo más claro o una piel más reactiva o la menopausia.
  • Externos: exposición a climas extremos (calor o frío) y a sitios con cambios de temperatura.
  • Interno: el estrés y la ansiedad.

Consejos para la rosácea

Las medidas higienico-sanitarias ayudan a reducir la frecuencia de los brotes, éstas acompañan al tratamiento farmacológico para controlar la enfermedad.

  • Usar una protección solar alta durante todo el año evitando la exposición directa al sol. Los de filtros físicos se toleran mejor.
  • Llevar una rutina de limpieza facial diaria evitando tratamientos irritantes como los peelings. Siempre es mejor usar limpiadores sin jabón y a la hora de secar realizarlo por absorción, es decir, presionar en lugar de frotar.
  • Durante el aseo facial es aconsejable usar agua templada.
  • Utiliza hidratantes faciales calmantes y específicas para pieles con rosácea.
  • El uso de maquillajes ayuda a tapar el eritema y camufla la rosácea. Intenta usar maquillaje con pigmentos verdes.
  • Evitar todo lo que sea vasodilatador como el alcohol, el tabaco y la comida demasiado picante.
  • Con respecto a la temperatura climática es mejor evitar ambientes fríos, viento excesivo y cambios bruscos de temperatura.

rosácea

Si crees que puedes padecer rosácea es necesario que acudas al dermatólogo para que pueda realizar un diagnóstico correcto.

Boticonsejos

 

Fuente:

Rosácea. https://medlineplus.gov/spanish/rosacea.html.

Deja un comentario