Consejos de actuación en caso de desmayo

Consejos de actuación en caso de desmayo

¿Qué hacemos en caso de desmayo?

Los desmayos o síncopes se producen como consecuencia de una pérdida temporal del conocimiento debida a una disminución del flujo de sangre al cerebro.

La mayoría suelen ser benignos a excepción de los producidos por una causa cardíaca. Suelen ser episodios breves (dura menos de unos minutos) y suelen ir seguidos de una recuperación rápida y completa. Estos son más frecuentes en estaciones en las que la temperatura es más elevado (primavera y verano) como consecuencia de un exceso de calor, pero también se pueden producir por enfermedades como la diabetes, la hipertensión o malnutrición entre otras. Otro motivo puede ser por embarazo.

Los síntomas que suelen acompañar al desmayo son sudoración fría, sensación de inestabilidad, vacío en el estómago entre otros.

¿Cómo debemos actuar?

  1. Lo primero que hay que hacer es tumbar a la persona y comprobar respiración y pulso para descartar una parada cardiorespiratoria.
  2. Comprobar que no se ha realizado ninguna herida tras la caída.
  3. Colocar en la postura lateral de seguridad para evitar asfixia en caso de vómito.
  4. Aflojamos la ropa y las joyas que puedan apretar en las zonas del cuello, los tobillos y las muñecas. Es importante favorecer el flujo sanguíneo.
  5. La persona debe mantenerse acostada alrededor de unos 15 minuntos desde que recobre el conocimiento.
  6. Intentar mantener la zona tranquila y bien ventilada.
  7. Elevar las piernas por encima del nivel del corazón. Si no está acostada bajarle la cabeza por debajo del nivel de los hombros.

Qué no debemos hacer:

  1. Dar golpes para que recobre el conocimiento.
  2. Tirar agua sobre la cabeza.
  3. Dar de comer o beber antes de que recobre el conocimiento.
  4. Dejar sola a la persona.

 

Boticonsejo