Cómo trabajar la educación sexual desde la farmacia

Cómo trabajar la educación sexual desde la farmacia

En los últimos meses la locura del “juego del muelle” abrió un debate en las redes sociales sobre todo lo que falta por hacer en temas de educación sexual. Hoy propongo una serie de actividades para que desde la farmacia comunitaria pongamos nuestro granito de arena a este punto tan importante como es la educación sexual.

Muchos pueden pensar que esto sólo incluye a jóvenes pero la realidad es que abarca a toda la población, sólo se diferencian los posibles puntos a tratar.

¿Qué se puede hacer desde la farmacia para mejorar la educación sanitaria en la población? Antes de establecer una serie de propuestas para trabajarla hay que hacer una evaluación de la población que viene a nuestra farmacia. Tanto si es una población joven como si es una población más adulta las actividades tendrán que estar más enfocadas a la realidad de sus necesidades.

  1. Realizar talleres informativos sobre los diferentes métodos anticonceptivos que existen en el mercado (por ejemplo: preservativos, DIU, parches, implantes…), informando sobres sus ventajas e inconvenientes. Aquí por ejemplo se puede comentar la necesidad de usar protector solar con ciertos anticonceptivos, la realidad es que mucha gente lo desconoce.
  2. Realizar una charla informativa sobre los productos que se tienen en la farmacia relacionados con la actividad sexual. Aquí se pueden abarcar todas las edades, siempre orientando el tema desde el punto de vista sanitario.
  3. Para una población más adulta, se pueden hacer hojas o charlas informativas sobre cómo afecta la menopausia a las relaciones sexuales y cómo trabajar para mejorarlas.
  4. Cuando alguien venga a la farmacia en busca de una “pastilla del día después” infórmate del motivo por el cual la necesita. En muchas ocasiones estas personas desconocen otros métodos anticonceptivos (aunque a muchos os sorprenda). Se puede informar a la persona de alternativas para futuras ocasiones y así evitar que regrese a por otra en el futuro.


Puede que muchas de estas actividades ya las estéis realizando en la farmacia, pero hay que seguir mejorando para evitar que un tema tabú se convierta en un problema sanitario.

Boticonsejos